Mascarell defiende que trabajará “hasta el último día” por una lista conjunta del independentismo

El delegado de la Generalitat en Madrid y aspirante a la alcaldía de Barcelona, Ferran Mascarell, reivindicó ayer una lista conjunta del independentismo para conseguir una mayoría de “21 regidores” en el Consistorio barcelonés. “La unidad del independentismo no se ha culminado. He hablado con todos y los resultados no son buenos. Los intereses de las cúpulas de los partidos no lo han hecho posible pero trabajaré hasta el último día para conseguirlo”, destacó.

Mascarell se puso ayer a disposición del resto de candidaturas y presentó, en el Teatro del Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) -ante dos centenares de personas entre los que se encontraba el exalcalde Xavier Trias o el impulsor de la Crida Nacional Agustí Colomines-, su proyecto de ciudad como un acto de “generosidad a la ciudadanía”.

El alcaldable asegura que tiene un proyecto para Barcelona “como faro de libertad, democracia, justicia social, bienestar y prosperidad”.

Una decena de ciudadanos de diferentes ámbitos dieron su opinión sobre varios problemas y situaciones en las que se encuentra la ciudad y el candidato fue desgranando uno a uno las posibles soluciones.

Mascarell sostuvo que Barcelona necesita un proyecto fuerte debido a que no cuenta con todo el “apoyo estatal” que sí necesitaría y del que sí goza, a su entender, Madrid que ha definido como “una ciudad que funciona porque el Estado tiene un proyecto para la capital”. El alcaldable aseguró que las elecciones del próximo mayo serán un “referéndum sobre el modelo de ciudad”.

EL PAÍS